Hola, ¿Cómo podemos ayudarte?

La banca europea no volverá a ser rentable

banca europea

La banca europea no volverá a ser rentable

 

La banca europea no volverá a ser rentable. Ante los graves problemas de rentabilidad que afrontan los bancos en todo el mundo, y principalmente en Europa, el Fondo Monetario Internacional (FMI), presentó un diagnóstico en su informe de Estabilidad Financiera, en el que advierte que gobiernos y el sector financiero tendrá que adaptarse a una nueva era de bajos tipos de interés y de escaso crecimiento económico, lo cual retrasará la vuelta a la normalidad de las políticas monetarias.

Asimismo, afirma que la débil rentabilidad de la banca no va a quedar resuelta con la recuperación de la economía. Es más, esa escasa rentabilidad puede también ser obstáculo para sostener el crecimiento.

El FMI indica que el 25% de los bancos de las economías avanzadas, con activos por 11,7 billones de dólares, mantendrán unos niveles de rentabilidad insuficientes y afrontarán desafíos estructurales muy importantes.

Su presagio es que la recuperación del ciclo económico dejará todavía un equivalente del 30% de los activos bancarios europeos (8,5 billones de dólares) con niveles de rentabilidad escasos y con un retorno sobre el capital inferior al 8%, que no cubriría, consecuentemente, ese coste de capital.

“En la eurozona, el exceso de créditos improductivos y el deterioro estructural de la rentabilidad requieren una acción urgente”, remarca el FMI. Y señala que la prioridad debe ser la reducción de esos créditos problemáticos y la cobertura de las necesidades de capital.

El ente internacional calcula que la aplicación de las reformas adecuadas tendría la capacidad de dar un revés al sector. Así, de unas pérdidas de aproximadamente 85. 000 millones de euros en capital por los activos improductivos se podría pasar a un refuerzo de 64.000 millones de euros en lo que la banca italiana jugaría un papel fundamental.

La banca europea

La institución incita a los bancos y gobiernos a un paquete de reformas estructurales que pase por reducir el volumen de créditos morosos, por mejorar la eficiencia y fortalecer los modelos de negocio y por las fusiones como fórmula con la que reducir el exceso de capacidad. De esta manera, se garantizaría que el 80% del sector en Europa sería sano y rentable. Se suma así al mensaje del Banco Central Europeo, el cual anima a la concentración del sector como vía de ganar rentabilidad.

Cierre de una de cada tres oficinas para ser eficiente

Además de la reducción de los créditos morosos, la mejora de la eficiencia en balance acumulados durante años de crisis, son las dos grandes líneas de actuación que recomienda el FMI al sector financiero, con especial hincapié en los bancos europeos, para ganar rentabilidad.

Y eso pasa por una categórica reducción de oficinas para racionalizar el tamaño de la red y el negocio que se genera en cada una de ellas. El FMI toma como referencia el volumen de depósitos por oficina y para que los bancos más ineficientes se acercasen a la media, apunta que será necesario el cierre de un tercio de las oficinas bancarias.

Fuente: Cinco días