Hola, ¿Cómo podemos ayudarte?

Consejos para iniciarte como inversor y lograr el éxito

iniciarte como inversor

Consejos para iniciarte como inversor y lograr el éxito

Iniciarte como inversor. Mayor rentabilidad con menor riesgo, es el reto de toda inversión… Pero ¿en realidad es posible? En la siguiente nota sabrás que sí lo es y que con unos sencillos pasos podrás pasar de ser un típico pequeño ahorrador , a un gran inversor.

Ahora que las cosas en el tema económico parecen haberse calmado un poco, lo que corresponde es demostrar las lecciones aprendidas y guardarse las espaldas. Y es por eso que a día de hoy son cada vez más las personas que se plantean la opción de invertir para generar un dinero que les permita protegerse de cara a posibles eventualidades.

Iniciarte como inversor

Principalmente teniendo en cuenta que según pronósticos para el próximo año el fondo de reserva de pensiones se quedará sin recursos, la propuesta de invertir se hace más necesaria. Pero antes unas premisas, con los siguientes consejos:

1)  Perfil del inversor

Saber qué tipo de inversor se es supone el primer paso antes de lanzarse y adoptar una decisión. Para ello, es fundamental analizar la situación económica del futuro ahorrador (situación personal, liquidez, deudas…) y hacer una planificación financiera para conocer las necesidades que se le van a plantear. Y hay que ser honesto con uno mismo y analizar cuánto riesgo puede asumir y cuáles son sus necesidades reales ahora y en el futuro. No se puede obviar que la situación personal puede cambiar en cualquier instante, por lo que es preferible dejar un margen holgado al hacer una estimación.

2) Horizonte temporal

Este es un punto relevante en el que basar la decisión de elegir un producto u otro, depende de las necesidades que se quieran cubrir y en qué momento se quiere hacer: comprar un piso, enviar a los hijos a la Universidad, planear la jubilación, etc. Además, junto al riesgo, es el elemento más importante para calcular la rentabilidad que nos ofrezca dicho producto. Los expertos recomiendan un mayor horizonte temporal dado que la rentabilidad es mayor. Los tiempos que establece el mercado son: corto plazo, cuyo vencimiento es a menos de un año; medio, se centra entre los dos y cinco años; largo, que se estima para períodos que rondan los diez años; y muy largo plazo cuando hablamos de más de quince años.

3) Riesgo

Más importante que cualquier otro elemento es el riesgo que el inversor puede asumir a la hora de elegir un producto. Para ello partimos de la base de que malos resultados puede haber en todo tipo de productos y se trata de un punto claramente ligado al horizonte temporal que se plantee el inversor. Hay que tener en cuenta que a mayor riesgo mayor rentabilidad, pero a veces se obvia que también es mayor la pérdida. Se recomienda diversificar la inversión para reducir el riesgo, ya que cuanto más amplia sea la cartera de inversión menor será la probabilidad de perder demasiado dinero.

Dependiendo de la decisión que tome cada futuro inversor, será considerado de perfil conservador si su prioridad es conservar su capital y su liquidez; moderado, si valora la oportunidad de obtener rendimientos atractivos, pero no desea exponer su capital en activos que ofrezcan un riesgo alto; y arriesgado, si está dispuesto a arriesgar una gran parte de su capital en activos que suponen un alto riesgo.

4) Los productos

Tras tener en cuenta todo lo anteriormente señalado, ha llegado el momento de acercarse a los productos que ofrece el mercado. A continuación, se recoge una recopilación de los más destacados:

Depósitos bancarios y activos monetarios. Activos que cuentan con una liquidez envidiable.

Inversiones directas en bonos y acciones. Los bonos se aconsejan para quienes quieren lograr objetivos a medio o largo plazo

Instituciones de inversión colectiva. El activo idóneo de cara a llevar o realizar las inversiones que disponen de carteras muy diversificadas.

Un producto constituido como un seguro de vida o ahorro que pierde algo de rentabilidad, pero que permite al cliente rescatar el dinero en cualquier momento.

Fondos de pensiones. Muy parecido a los fondos de inversión. Al carecer de personalidad jurídica, intervienen una serie de instituciones para garantizar de esta forma su funcionamiento.

Renta hipotecaria. Esta alternativa es una de las más recomendadas a día de hoy, debido a la garantía en el dinero que se invierte y la rentabilidad que ofrece. InverpriBan, por ejemplo, tiene uno de sus productos más populares: Renta total Garantizada con taza de interés anual de 9,75% en el que se invierte en bienes inmuebles a mediano plazo. Los inversores reciben intereses mes a mes con seguridad y garantía. Si te interesa este producto, contáctanos: 934-870-380 o rellena el formulario de nuestra home.