Hola, ¿Cómo podemos ayudarte?

Robo Advisors: Inversión automática

Robo Advisors: Inversión automática

Robo advisor: Los cambios de la banca tradicional

La nueva forma de invertir con los robo advisor. Los hábitos y demandas de los consumidores están cambiando vertiginosamente con la penetración cada vez más fuerte de las nuevas tecnologías y los dispositivos móviles. Esto ha dado paso a un nuevo tipo de consumidor, que está digitalizado en gran porcentaje, accede a más información y es muy exigente frente a los servicios que se le presta.

El Mundo- Innovadores- Robo Advisors

La banca no es ajena a esta realidad, y viene atravesando una transformación de sus procesos, al punto de buscar reinventarse con celeridad para no quedar fuera del negocio. En este contexto, han surgido muchas oportunidades de adaptabilidad en los diferentes servicios que brinda. Tal es el caso de los procesos de inversión, para los cuales ahora ya existen los Robo Advisors, una realidad en funcionamiento en Estados Unidos y poco a poco en Europa.

Los Robo Advisors son unos asesores de inversión automáticos que pueden construir carteras mediante inversión diversificada. Una vez que conoce los objetivos, perfil de riesgo, edad e ingresos del inversor, consigue la optimización de la inversión a un coste muy reducido.

Las compañías estadounidenses que han sacado estos robots provienen de la industria de inversión, lo han hecho en función de las preferencias que tenga el inversor, quien podrá seleccionar uno u otro. Pero, de todos modos, a largo plazo se ha demostrado que son muy pocos los gestores que superan los índices de referencia. Luego, se trata de conseguir una optimización al mínimo coste posible (aquí sí marcan diferencia los RA) y que tenga en cuenta las particularidades de cada inversor.

Robo advisor: Algunos riesgos

Sin embargo, a pesar de modelos como las inversiones que dependen de robots, existe cada vez más riesgo, incertidumbre, volatilidad y especulación. Esto termina empujando al inversor español a colocar su capital en aquellos fondos que le brinden garantía real y seguridad. Los algoritmos financieros no siempre se cumplen porque están automatizados, no discriminan ni analizan la especulación, por ejemplo.

No obstante, al estar frente a un panorama muy cambiante, nos quedará mantenernos atentos para ver si los gestores e inversores son capaces de adaptarse a estos tiempos. En Estados Unidos, los activos bajo gestión discrecional de los robots han subido un 57% en los últimos seis meses hasta llegar a los ocho billones de dólares. Para 2020 se espera que los activos gestionados por robots superen los dos trillones de dólares. Veremos lo que nos depara el futuro que ya está aquí.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn